PSU Y SELECCIÓN UNIVERSITARIA

Image

¡Señor! Tú que enseñaste, perdona que yo enseñe y lleve el nombre de maestra que Tú utilizaste en la Tierra...

Maestro hazme perdurable el fervor y pasajero el desencanto, dame sencillez y dame profundidad, líbrame de ser complicada o banal en mi lección cotidiana, que no lleve a mi mesa de trabajo mis pequeños afanes materiales, mis mezquinos dolores de cada hora, aligérame la mano en el castigo y suavízamela más en la caricia... Que reprenda con dolor, para saber que he corregido amando… Gabriela Mistral

Quiero tener un hogar sin muro, quiero a mi hijo pisando fuerte, cantando alto, sonriendo libre…Roberto Carlos

De los 124.451 estudiantes que fueron acogidos, el 27% vienen de liceos municipales, el 53% a particulares subvencionados y el 20% de establecimientos privados. Estas cifras mantienen lo sucedido tras la PSU 2017, que revelaron un 26%, 55% y 19% respectivamente.

108.000 estudiantes procedentes de colegios municipales o estatales rindieron la Prueba de Selección Universitaria en noviembre del año pasado. De estos, poco más de 32.000 logró ser seleccionados por una de las 41 universidades del Sistema Único de Admisión.

El dato refrenda la brecha educacional que aún persiste en el proceso de admisión. Según, Ariel Ramos, investigador de Educación 2020, detrás están “las diferencias socioeconómicas de los jóvenes, el sector particular pagado atiende solo a estudiantes del quinto quintil (el más rico) y eso refleja la prueba”.

El senador Huenchumilla usó Twitter para mostrar su molestia con el “proyecto de ley Admisión Justa” que permite a los colegios dar más cupos a los alumnos de buen desempeño escolar.El Presidente Sebastián Piñera firmó la reforma aseverando que se debe volver a premiar los logros y el mérito de los alumnos.

Durante el acto, el Presidente criticó reciamente la Ley de Inclusión. “Restringe la libertad y el derecho preferente de los padres a elegir la educación de sus hijos” restringe la libertad de enseñanza, coarta la libertad de la comunidad escolar, aseveró.Y, en correlación a esta crítica, el senador Huenchumilla expresó su rechazo: “¿Libertad de los padres para escoger el colegio de sus hijos? ¿Qué libertad tiene una familia de Lumaco comparada con una de Vitacura para ejercer esa libertad?”.

Asimismo, agregó la importancia que tiene el Gobierno a la hora de impugnar la segregación. “De ahí el rol del Estado en la sociedad para crear condiciones de igualdad”, sentenció.A su vez, Matías Walker, jefe de la bancada de diputados DC, reforzó dicho punto: Rechazamos la idea de legislar el proyecto de gobierno; no compartimos sus fundamentos. Queremos que las familias elijan el colegio de sus hijos, no que “la industria” los seleccione en un 100% por sus notas”, expresó.

La postura del líder de la bancada y único integrante de la DC en la Comisión de Educación de la Cámara, representa un gran obstáculo para el gobierno; de hecho, varios legisladores resaltan la unidad en el sector, teniendo en cuenta que en otros proyectos, parlamentarios democratacristianos se han apartado de la centroizquierda permitiendo aprobar iniciativas legales promovidas por el Ejecutivo.

Y, dos jefes de bancadas se suman al rechazo. “No hay espacio para votar a favor la idea de legislar”, sostuvo Manuel Monsalve, líder de la bancada socialista; por su parte, Ricardo Celis, jefe de bancada PPD, dijo: esta es una contrarreforma que va a la esencia de lo aprobado en el periodo legislativo pasado con la Presidenta Bachelet; nosotros vamos a votar en contra de la idea de legislar.Así, con la ruda originalidad de la Mistral: “Si hay que plantar un árbol, plántalo tú”, nos llaman a vencer la tendencia al desinterés y la sola reminiscencia.