Estimado Don Emilio

Image

Junto con mi saludo me contacto con usted para comunicarle mi decisión de dejar la dirección del Taller Literario Morada de Hechiceros. Los motivos son esencialmente porque la vida presenta oportunidades que no podemos dejar pasar. 

No olvidaré cuando por el 2011, siendo estudiante de profesor de castellano y poeta totalmente desconocido en este gran litoral, me presenté en la municipalidad con un proyecto de taller de escritura.

En ese entonces, para hacer honor a la comuna, con los primeros inscritos decidimos bautizar al taller como Morada de Hechiceros. En estos seis años hicimos tres antologías, una serie de plaquets artesanales y creamos el Fondo de Ediciones y Publicaciones Literarias Nicanor Parra, donde dos de nuestros participantes fueron beneficiados. 
     
Con orgullo puedo decir que sus escritores y poetas de esta parte de la comuna pueden continuar su camino de manera autónoma.

Ellos continuarán reuniéndose cada miércoles en la biblioteca de la Casa de la Cultura de El Tabo. Ellos serán los ojos, la piel, los pasos, pero por sobre todo, la memoria escrita de El Tabo.
  
Agradezco la confianza, el apoyo y la oportunidad de permitirme formar a sus escritores y poetas, en ellos está incubado el oficio y la dedicación por las letras, de ellos me llevo algo también importante, la amistad. De su equipo de trabajadores por la cultura, representados por Pedro Núñez, me llevo todo el empeño y laboriosa bondad para hacer de la cultura local un objeto de distinción y clase.

Me permito dejar el fragmento de un texto que es la esencia de los escritores y poetas de la Morada de Hechiceros:  

"Feliz el pueblo que tiene poetas, a los 
poetas seguirán los filósofos, a los filósofos, 
los políticos profundos.

Desventurado el pueblo donde estén en un 
sopor continuo y letárgico la imaginación y 
el pensamiento."   
                  
“De la influencia de los escritos luminosos sobre la suerte de la humanidad” Camilo Henríquez 1812 

Le dejo mi abrazo cariñoso, mi infinito agradecimiento y mis respetos, 

Saluda muy atentamente,

Juan Eduardo Díaz