DESDE UNA COLINA CARTAGENINA

Image

Vicente Huidobro heredó de su madre el predio Lo Huidobro en 1938; a partir del año siguiente y hasta 1946 el poeta vivió indistintamente entre Santiago y Cartagena, hasta que decidió instalarse en esta casa que fue convirtiendo en su lugar preferido. Cerca del mar y en contacto con la naturaleza, el poeta pudo escribir sin interrupciones y recibir a sus amigos.

Lo Huidobro fue recuperada en 2010, cuando la Fundación Huidobro la compró para convertirla en museo. ​El  2013, el presidente Sebastián Piñera, junto con el ministro de Cultura Luciano Cruz Coke, inauguró la casa museo, que tres días después abrió sus puertas al público. ​

El museo consta de siete salas, ​ la mayoría dedicadas a un recorrido biográfico de la vida y obra de Vicente Huidobro, con paneles de texto acompañados de copias de fotografías y vitrinas donde se pueden ver documentos originales. La colección incluye fotografías, manuscritos, primeras ediciones de las obras y objetos que guardaba el poeta.

Huidobro fue sepultado, de acuerdo con sus deseos, en la colina detrás de la casa, mirando al mar. El monumento funerario consta de dos lápidas y dos relieves representando libros abiertos, uno con un poema, otro con una imagen de Huidobro. La lápida vertical del conjunto tiene el epitafio:
Abrid la tumba
Al fondo de esta tumba
se ve el mar.

Más abajo, en una horizontal, se puede leer:
Aquí yace el poeta
Vicente Huidobro
1893–1948