Turismo sustentable

 

Image

El turismo de intereses especiales es una forma de hacer turismo sustentado en la identidad cultural y ambiental del lugar, valorando la calidad escénica y climática en relación directa con lo que representa su historia social.

Y es, en sí mismo, un viaje individual a través de una búsqueda personal de cada cliente, creada a la medida de su gusto y personal motivación, dándose preferentemente en parques y reservas naturales de carácter nacional.

Este itinerario se respalda y proyecta en los recursos naturales, la cultura y la historia de las comunidades en su entorno territorial, creándose un producto de alta demanda por la progresiva humanización del servicio, la incesante demanda de nuevas emociones por un público ávido de nuevas experiencias de vida y distintas circunstancias.

El desarrollo de esta actividad constituye la ocasión única de hacer bien las cosas permitiendo que áreas protegidas y espacios cercanos, contribuyan a la prosperidad y bienestar de la comunidad local, creando empleos y elevados  ingresos, permitiendo mejorar la calidad de vida de la comunidad, proteger el patrimonio natural, cuidar el sistema ecológico y dar a conocer la grandeza de proteger el medio ambiente.

Chile posee un gran potencial escénico dada nuestra diversidad geográfica y, dada la demanda a nivel planetario, es extremadamente necesario ser claro en lo que deseamos y como lo ambicionamos.

Como objetivo país para el año 2020 el país se ha propuesto, ser reconocido a nivel planetario como un destino turístico de clase mundial.

Hoy se trabaja para crear una base de sustentación que permita conseguir el objetivo y construir una oferta atractiva, variada y, por sobre todas las cosas, sustentable.

Ante esta gran meta autoimpuesta, la actividad turística, ha alcanzado un carácter estratégico y prioritario en el desarrollo económico y social de las regiones.
Y, urge crear una estrategia de desarrollo que enfatice el verdadero alcance y proyección económica de los parques y reservas nacionales como patrimonio de la actividad turística y la indiscutible calidad de nuestra biodiversidad.